Entrevista: Elena Moreno

12 de abril de 2016

“Detrás de cada escritor hay alguien perdido que está buscándose”

Elena Moreno ha logrado lo que hoy en día en España se plantea como un reto cada vez más difícil; publicar dos novelas en una editorial de la talla de Planeta. Y la tercera viene en camino. Esta bilbaína, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Bellaterra (Barcelona), se ha encontrado con sus novelas en los expositores de Casa del Libro, franquicia española de librerías. También se ha topado mientras viajaba en el Metro de Bilbao con personas inmersas en la lectura de ´El salón de la embajada italiana’, su primer libro. Incluso en Buenos Aires transeúntes de la red ferroviaria argentina leían con avidez sus páginas. En 2016 se publica su tercera novela, ‘La prudente amistad’. Mientras, Elena compagina su carrera de escritora con su labor periodística y con la impartición de clases de escritura creativa. Con un estilo bello y un lenguaje cuidado, la bilbaína espera seguir emocionando mediante la palabra durante mucho tiempo.

PREGUNTA: Eres periodista y escritora. ¿Qué relación hay?
RESPUESTA: El periodismo, como es un gran negocio y está montado en torno a todas las grandes sociedades mediáticas, ha banalizado la literatura. Ahora todo es banal. Nada tiene demasiada importancia. Somos capaces de ver todo el tema de los refugiados por la televisión mientras comemos y decir: “¡Qué horror! Pásame la sal”. El periodismo tiene que cambiar y evolucionar un poco de la mano de literatura. En el fondo, un país que no tiene cultura es un país que no vale nada. 

P: ¿En qué momento piensas “voy a escribir una novela”? 
R: He tenido una relación con la escritura toda la vida, pero sobre todo la idea peregrina nace cuando veo que todo el esfuerzo que empleo en escribir no me vale para nada si no me leen, porque quiero ser leída.

P: ¿Cómo aprendiste? ¿Hubo algo que te guiara a la hora de iniciarte?
R: Escribir. la época en la que yo crié la novela no había clases de escritura como hay ahora, que son maravillosas. Escribes leyendo, aprendiendo de lo que sientes, de lo que ves, de lo que escuchas y con mucho esfuerzo. Escribir una novela tiene mucho esfuerzo.

P: ¿Sigues alguna rutina determinada a la hora de escribir?
R: Tengo un despacho (señala la puerta contigua al salón de su casa) y escribo por las mañanas, siempre a ordenador. Es imposible escribir a mano, no sé cómo lo hacían antes.

P: ¿Se puede encontrar algo de ti en tus obras
R: Todo (risas). 

P: El bloqueo escritor, uno de los males más temidos en la literatura. ¿Alguna vez lo has sentido? ¿Cómo se supera?
R: Claro, muchas veces. Lo superas escribiendo. Siempre hay que escribir, porque escribir es un oficio. Escribes de otra cosa, de lo que sea. Generalmente también se me quita leyendo, buscando algún libro inspirador.

P: La oferta literaria es inmensa. ¿Cómo escoger qué leer?
R: Yo creo que no hay que leer lo que no te guste leer. Hay que respetar la lectura. La lectura es algo muy íntimo. La gente no se da cuenta de que te ayuda una barbaridad. Piensas, sientes, lees. Cerebro, vista, corazón. Vuelves. Es como una meditación, algo que te hace crecer. Por eso es tan importante que haya libros buenos. De repente, tú estás en un momento de desesperación y si tienes un buen libro, el tiempo se para. No te sientes solo. 

P: Se para, o vuela.
R: O vuela. He estado con un libro y de repente decir: “me tengo que levantar a las 07:00, y son las 02:00”. Y no poderlo dejar. 

P: Como esos libros que lees, y cuando terminas sientes que has perdido algo. 
R: Y te da una pena… Ya no te van a seguir contando esa historia. A mí me gusta conectar con eso cuando escribo. Yo soy muy respetuosa con el lector y muy solidaria. Me tiene que entender.

P: Ese lector es…
R: Fundamental.

P: ¿Te consideras una escritora romántica?
R: No. (Resopla). Es una cosa que a mí me pone del hígado. Yo escribo novelas de amor, siempre. Pero no escribo novelas románticas. El amor me parece uno de los sentimientos más decisivos en tu vida. Te hace, te modifica. Es imprescindible. Escribo de amor porque en la vida ocupa un 90%. 

P: Por lotanto, el eje central en tus novelas es el amor, que no el amor romántico.
R: Todas las historias que escribo son del efecto que ha hecho el amor. Cuando vives una experiencia de amor sales distinta. Es lo que más te cambia en esta vida, o el desamor. Por eso escribo de ello. Pero el amor romántico era una cosa que se daba en el siglo XVIII, y que se ha extinguido. El amor es realista, es tierra. 


P: Dentro de la línea editorial, sin embargo, a tus novelas se les cataloga dentro del género romántico. ¿A qué crees que se debe?
R: Odio esa denominación de romántica, y sin embargo, lo que se llama en la editorial línea romántica en este momento ocupa una pared en las librerías; casi todo es novela romántica. Es como una especie de droga mala, de vino barato. La banalización de todo. Te mato, pero no importa. Yo podría escribir perfectamente una novelita de esas en una semana, pero ni se me ocurre. Seguro que ganaría mucho más dinero, pero para escribir de verdad, uno se tiene que pringar, como todo en esta vida. Ten por seguro que, si pactas con la mediocridad, acabarás sufriendo. 

P: “La literatura tiene que emocionarte y, como el chicle de menta, debería explotar el frescor casi insoportable de una palabra que te abre los pulmones de la sabiduría de un golpe”. Supongo que lo reconoces. ¿Cómo logras calar mediante la palabra? 
R: Con las emociones. No hay ninguna palabra inocente. El buen escritor tiene que buscar las palabras adecuadas y la semántica de las palabras.

P: ¿Está satisfecha con la acogida que han tenido tus novelas?
R: Sí, no me puedo quejar. Pero también he sentido decepción. La literatura es muy minoritaria y eso hay que aceptarlo de partida. La literatura es vocación, porque económicamente es muy difícil.

P: ¿Qué sentiste al tener tu novela por primera vez en las manos?
R: Sentí que tenía mis sueños en la mano conseguidos. He conseguido mi sueño. 

P: Y verlo en las estanterías expuesto…
R: ¡Es impresionante! Cuando ves las librerías, en un aeropuerto o cuando vas en el metro… He recibido también cartas muy bonitas. Por ejemplo una profesora en Galicia, que te dice que le has devuelto la fe en la lectura, o una viuda que te dice que le has ayudado a pasar el duelo de su marido… Son cosas fantásticas. 

P: ¿No sientes que tu trabajo es reconocido cuando suceden ese tipo de cosas?
R: En realidad es increíble porque todos buscamos, sobre todo los escritores, la inmortalidad. Alguien en este mundo a lo mejor está leyendo mi novela en este momento, eso es la pera. Y yo soy una persona que no voy de escritora ni nada de eso, de estos intelectuales pelmas. No, yo soy vocacional. Vocacional totalmente. Yo escribo para que me quieran, desde luego, y para querer. Y te digo una cosa, detrás de cada escritor hay alguien perdido que está buscándose. Y en las historias que escriben los demás encontramos luz para nuestra vida.

P: ¿Qué nos puedes adelantar de tu tercera novela?
R: ¡Ya lo he escrito! Está terminada. La temática es el amor (risas). Se llama ‘La prudente amistad’. Está basado un poco en las tecnologías, en una relación a través de e-mails. En cómo muchas veces uno se abre más a un desconocido que a alguien que está muy cerca, y los problemas que eso te genera. 

P: eBooks, ¿a favor o en contra?
R: A mí me parece fenomenal, siempre y cuando no se pirateen los libros. Si verdaderamente respetas y necesitas la cultura, págala. ¿Tú entras en una cafetería y te vas sin pagar? ¿Vas al cine y no pagas? ¿Vas a escuchar un concierto de Madonna y no pagas la entrada? ¿Por qué prestas el libro? Respeta al autor. Está escribiendo, está entregando la vida. Está viviendo, está formándose. Respeta.


¿Si tuvieras que elegir…

… un libro? ‘La mujer justa’, de Sándor Márai
… un escritor? Gabriel García Márquez
… un género literario? La novela
… una película? Mediterráneo, una que me ha venido a la cabeza
… un país? España
… un pintor? Corola 
….una virtud? La lealtad
… un recuerdo feliz? Mis hijos
… una fuente de inspiración? Los escritores
… un lema? La vida merece la pena

7 comentarios:

  1. Hola^^
    No conocía a esta escritora así que muchas gracias por compartir la entrevista, que además me ha parecido muy completa e interesante.
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve que acortarla bastante, la verdad, porque estuvimos una hora jajaja. Pero me alegra de que te haya gustado :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Gran entrevista, ha sido un gusto leerla. Muy buen trabajo.
    Me quedo con esto de la entrevista: "Yo creo que no hay que leer lo que no te guste leer. Hay que respetar la lectura. La lectura es algo muy íntimo. La gente no se da cuenta de que te ayuda una barbaridad. Piensas, sientes, lees. Cerebro, vista, corazón. Vuelves. Es como una meditación, algo que te hace crecer. Por eso es tan importante que haya libros buenos. De repente, tú estás en un momento de desesperación y si tienes un buen libro, el tiempo se para. No te sientes solo."

    Ya tiene un lector más esperando su nueva novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que no fue exclusiva para el blog, sino para un trabajo de la universidad y que tuve que recortarla muchísimo porque me pusieron límite de caracteres, pero me alegra que te haya gustado. Mal voy si estoy a punto de graduarme y todavía no sé hacer una entrevista jajaja.

      La verdad es que tuvo unas frases muy muy buenas a lo largo de la entrevista, a mí me encantó como se desenvolvió y las cosas que dijo, la verdad. Aprendí bastante :D

      Eliminar
  3. Hola,
    no conocía a esta autora, pero ya me la apunto. Me ha encantado la entrevista.

    un saludin
    CDC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! Espero que te animes entonces a leerla y que te guste :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. He leído sus dos novelas anteriores y puedo decir que estan muy bien escritas. Busco esta su tercera novela, pero aun no ha sido editada no?

    ResponderEliminar